- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

Mauritania

 

Geografía:

Situada al sudoeste del Africa del Norte, Mauritania está bordeada por Senegal, Malí, y el Sahara Occidental. Los dos tercios norte del país pertenecen al Sahara, el sur al Sahel, setecientos KM de costa en el Océano Atlántico.

Clima:

Cálido y seco. Las temperaturas extremas varían entre 10 grados C en el norte en invierno y más de 40 grados C en el centro en verano. Vientos de arena a veces violentos en primavera.

Imprescindible ver:

Los palmerales del Centro. El sudoeste y el Valle del río Senegal. Los paisajes minerales del norte. Boutilimit y sus grandes dunas. Las ciudades de Kiffa y de Tichit- oasis aislado-.

Gastronomía:

El mechui y el cuscús son la base de la alimentación mauritana, con el arroz con pescado especiado, las albondigas de pescado y la carne seca. Se come con los dedos, salvo en los hoteles, dónde se sirve a los extranjeros comida occidental. La bebida nacional es el té verde.

Compras:

El artesanado mauritano, menos variado que otros no deja por ello de tener interés. El cuero es de buena calidad. Las joyas, tanto antiguas como modernas, generalmente son de plata. Cofres en madera de ébano.



Malí

Geografía:

Malí está situada enteramente en la zona tropical, entre el Sahara en el norte y la zona forestal húmeda al sur. Es un país continental sin salida al mar, situado entre Argelia y Mauritania al norte, Senegal y Guinea al oeste, la Costa de Marfil al sur y el Niger y Alto Volta al este. Posee dos grandes ríos: Senegal y Niger.

Clima:

Tres estaciones principales, de una duración variable según la latitud. De mayo a octubre estación de lluvias, cálida y húmeda. De noviembre a finales de enero, invernación, estación fría y seca. De febrero a abril, estación seca y tórrida.

Imprescindible ver:

El país dogón. Mopti y Djenné, por su situación insular en período de altas aguas y por sus bellas mezquitas de tierra.
Tombuctu, por su fama y su encanto de ciudad antigua. La hoz del Niger , extraordinaria Resrva de Pájaros de todo tipo. Los Montes Mandigas, sobre todo en la región de Sibi y de Kangaba- cuna del primer Imperio del Malí-.
Segou y la presa de Markala. Gao y Goundam, en las puertas del desierto.

Gastronomía:

El arroz y el mijo forman la base de la cocina de Malí. El arroz con grasa va acompañado con pescado de Nigeria, de pollo o de cordero, con legumbres cocidas. El Capitán, que es un gran pescado blanco de Nigeria que puede pesar más de cien kilos, sazonado a la bamakesa o ahumado.

 

Compras:

Los anticuarios de Bamako ofrecen máscaras y estatuillas. Artículos de marroquinería en piel de cocodrilo, de serpiente o de lagarto. Mantas artesanales. Joyas de oro y plata.

 


VOLVER A TURISMO