- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

Afganistán

 

Geografía:

Sin comunicación con el mar, el Aganistán es un país de altas y áridas mesetas, cortado en dos por las cadenas del Koh-i-Baba y del Hindúkuch. La vida se concentra al pie de los relieves y en algunos valles fértiles, el resto del territorio es dominio de las estepas y de la cría nómada de ganado. Las barreras montañosas y la sequedad del clima son tales que la mayoría de los cursos de agua no llegan hasta el mar. El Helmand, al sur y el Hari al norte, se pierden entre las arenas. El amu-daria se abre camino hacia el norte para verterse en el Mar de Aral, en la Unión Rusa.

Clima:

Netamente continental, con veranos tórridos e inviernos glaciares. Las estaciones más favorables para la visita son la primavera, con riesgo no obstante de lluvia, y sobre todo el otoño, que viste a los bosques de suntuosos colores.


Imprescindible ver:

Balkh: Mezquita Abú Nasr Parsa. Mezquita de las nueve damas, ruinas de la ciudadela Bala hissar.

Band-i-Amir: Los siete lagos.

Ghazni: Museo de arte islámico, mausoleo de Mahmud 1, palacio de Mahmud 111, tepe Sardar- monasterio búdico- .

Herat: Mezquita del viernes, ciudadela, minarete y mausoleo Goharchad. Bazar, en los alrededores, santuario de Gazorgah.

Kabul. Museo arqueológico, mausoleo de Timur chah, jardínes de Baber, mezquita Poul-i-Khishti . Bazares, en los alrededores parajes de Kapisa. Stupas de Goldara y jardínes de Paghman.




Gastronomía:

El plato más corriente es el Palao, a base de arroz acompañado por cordero hervido o pollo sazonado con azafrán y canela. A partir de esta receta numerosas variantes son posibles: el Palao Cabuli lleva unas pasa y zanahoría, el Zamarot, con espinacas. El Palao puede acompañarse con almendras o rajas de naranja, lo que le da a la vez un gusto azucarado y salado. Kebabs, minúsculas brochetas de carne de cordero, vendidas por docena. Mentou, raviolis de lenteja. Arroz con lenteja y cebollas. Postres a base de melocotones, granadas, uvas y ciruelas. Té negro o verde.


Compras:

Artesanías, abrigo de piel de cordero, camisas bordadas, cinturones de plata, vidrios soplados de Herat, cerámicas azules. Alfombras, colchas, piedras preciosas. Muebles y sillas antiguas.

 


 

 



VOLVER A TURISMO