- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

 

 

"Detrás de la puerta"

  (Poema) de Carlos Alberto Ricchetti

 "...El encastre de roble comienza a delatar la furiosa acometida de un viaje corto y feroz, que al culminar la ve cerrar los ojos, con aire desprevenido e iluso, latiendo cuando no quiere rogar a mis oídos...".
 
La señora de la noche
cierra la puerta.
Me agasaja con su amor barroco,
imperdurablemente sigiloso.
Nos recostamos.
Es la hora del festín
de los caníbales.
Ella tiene una sonrisa
a flor de labios.
Luego todo se desborda.
La vida se hace convulsa,
desgarbada de tácita lujuria,
de estremecimientos demenciales,
de suciedad física y locuaz,
temerosa de ser descubierta
sobre cualquier superficie
que mal imite un suelo montaraz.
El encastre de roble
comienza a delatar
la furiosa acometida
de un viaje corto y feroz,
que al culminar
la ve cerrar los ojos,
con aire desprevenido e iluso,
latiendo cuando no quiere rogar
a mis oídos
que alcancemos juntos la gloria,
otra nueva epopeya frenética,
a bordo del improvisado sínodo
donde nos sorprenda el alba
para conciliar el amor,
el cariño y la locura:
Apabullada de cansancio
o somnolencia,
la señora de la noche
me despide suavemente.
Al pie de la puerta,
asegura que pronto
volveré a verla.
 
(Carlos Alberto Ricchetti. De "Mujer de Cal", 1.995).