- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

Sonrisas de una mañana de tinieblas*
Egoísta : el cielo cuando se enmudecen las estrellas
Agresiva : la noche cuando el cielo se hace agua
Ingrata : la rana cuando se bebe el agua del estanque
Manipuladora : la fricción del pecíolo sobre la abeja
Generosa : la soledad de una flor en una copa
Extraordinaria : una mujer que se desnuda ante un rosa
Irrespetuosa : la fragancia del heno en la cachaza
Abusiva : la verdad dicha por una voz amiga
Valiente : que con la tapa se mantenga caliente
Generosa : la olla con ravioles hervidos
Solidaria : la ola con los pingüinos cuando nadan porque están despiertos
Silencio : el cajetear de los sentidos
Tortura : una sorpresa encerrada en un caja
Fatiga : la verdad por afuera y en la vida
Cansancio : asomarse a la ventana de las cosas
Corbatas : sinfonía de notas sin acordes
Dulzura : el ruido de una pluma que se cae
Muerte : destellos de una vida que se abre
Sencilla: la vida si se aceptan sus mentiras
Mujer : cada una de las cinco letras de mi nombre
Extraordinaria : una hormiga borracha que sin embargo, escucha.

Me dicen que soy. Que voy a hacer? si son los que
dicen soy los que dicen que me aman...

*de Marta Zabaleta. mzabaletagood@gmail.com