- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

La mujer que amo

Hoy hace frio y la tarde se torna gris;
La habitación esta a oscuras y en silencio
Y su único habitante esta cavilando
Envuelto en recuerdos de tiempos pasados.
Una suave lluvia moja la ciudad
Y un viento helado la recorre;
Como intentando llevarse la soledad
Que transita por esas calles vacias.
Es invierno, y aquella habitación
Sigue a oscuras y en silencio;
El frio se cuela por las rendijas
Como intentando despertar del ensueño
Al habitante solitario.
EL…YO… solo pienso en la mujer que amo
Su recuerdo me da calor en esta tarde gris,
Su amor inunda de luz y claridad mi habitación,
Su voz resuena que hasta el silencio calla y escucha.
Afuera llueve y dentro de mi también
Ella no esta conmigo y a la vezesta conmigo
Su voz, su fuerza, su espíritu, su corazón
Viven dentro de mi y a la vez me dan la vida
Salgo a la calle, quiero caminar
El viento helado sigue llevándose la soledad
Y a los que intentan recorrer la ciudad
Yo resisto y el viento me pregunta
¿caminante solitario, que buscas,
Si en estas calle ya no queda nadie mas que tu?
Y le digo al viento: Te busco a ti,
Porque quiero que cruces el océano,
Encuentres a mi amada, y cuando la veas
Quiero que le entregues un beso en sus labios.
Por eso te busco amigo viento.
Y el viento dejo de soplar en esta ciudad
Porque no quiso perder mas su tiempo
Ya no quería llevarse la soledad de sus calles
Ahora quería llevar algo mas importante
Quería llevar en sus alas un cálido beso
Para la mujer que amo.
 
                                            Autor Anónimo