- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

Varios 3

 

Una señora llamó enojada a la comisaría:
- El vecino de enfrente a mi departamento todos los días se desnuda en forma obscena y total.
Al día siguiente , a la hora señalada, el comisario fue a la casa de la señora y vió a un hombre afeitándose con el torso desnudo.
- Pero, señora, es sólo un hombre con el torso desnudo.
- ¡ Ah si, qué vivo, pero haga como yo y súbase al ropero !.


El padre al hijo:
- Tenés treinta años y no estudiás ni trabajás. ¡ No crees que es hora de pensar en tu futuro !.
- Tenés razón, dame el diario que voy a leer el horóscopo.


- Los días que pasé en Brasil fueron impagables.
- ¿ Maravillosos ?.
- No, me robaron la billetera.



Un cieguito pedía limosna en una esquina. Un turista le da unas monedas, una de ellas se le cae y el no vidente se agacha a recogerlas.
- Usted es un estafador, no es ciego.
- Calmese, lo que pasa es que estoy reemplazando al cieguito que está enfermo.
. ¿ Y usted a qué se dedica ?.
- Yo soy el sordomudo de la otra cuadra.



Un gangoso en la farmacia:
- Demge un condong.
El empleado le dio un preservativo.
- ¿ Y con esto cómo me atgo los zapatos ?.



El capitán del avión, en pleno vuelo:
- Su atención por favor. Tengo entendido que entre los señores pasajeros hay un mago, ¿ podría identificarse ?.
- Yo, señor.
- Bueno, desaparecé que estamos sin combustible y falta un paracaídas.



Un anciano a punto de morir reunió a familiares y amigos.
- Hijo Manuel, a vos te dejo los veinte pisos de la AV. del Libertador, a vos, Felipe, los diez pisos de la AV. Alvear y a vos, Carlos, los cincuenta chalets en los countries.
Un amigo le comentó a un hijo:
- No sabía que tu papá fuera tan rico.
- No es rico, es repartidor de leche.

 

 

 

VOLVER A HUMOR