- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

Chistes Varios

 

Un juez indaga al imputado:
- ¿Por qué disparó dos tiros contra su suegra?
- Porque no tenía más balas.
 
***
 
El empleador, al aspirante:
- Háblenos de sus méritos.
- Me despidieron cinco veces de mis trabajos.
- ¿Y cuál es el mérito?
- Que no soy de los que se dan por vencidos.
 
***
 
En la librería:
- ¿Tiene el libro "Cuidado con la Fatiga?
- No, está agotado.
 
***
 
Un muchacho se presenta ante el gerente:
- Buen día, vengo por el aviso a buscar trabajo.
- ¿Usted dice el de Técnico Mecánico?
- No, el otro.
- Ah, el de Técnico Electricista.
- No, el otro.
- Pero escúcheme, solo están esos dos avisos. ¿Usted cuál dice?
- El que dice "Inútil presentarse sin referencia".
 
***
 
Hablan dos chicos:
- Sabés, mi abuelo tiene ochenta años y corre a las chicas.
- ¡Que bárbaro!
- Si, el problema es cuando las alcanza no se acuerda para qué las corría.
 
***
 
En la aduana un empleado le dice a una veterana que se hacía la jovencita:
- Dígame la edad, por favor.
- Aquí donde me ve, recién estoy llegando a los treinta y cinco.
- ¿Qué la detubo en el camino?
 
***
 
Un muy buen mozo entra en una farmacia atendida por dos viejitas:
- Buen día, miren, cuando veo a una mujer me dan ganas de hacerle el amor, ¿qué me pueden dar?
Las viejitas se miran y le responden al unísono:
- Te damos diez mil pesos y la farmacia.
 
***
 
Un encuestador a un hombre:
- ¿Cuántos hijos tiene?
- Ocho de mi primer matrimonio y dos del segundo.
- ¿Su esposa y la anterior trabajan?
- No.
- ¿Y usted cuánto gana?
- Quinientos pesos.
- ¿Su nombre?
- Mandrake.
 
***
 
Un hombre quizo limar las asperezas que tenía con su suegra, y el día de primavera  decidió comprarle un ramo de flores y llevárselo a la casa. Golpeó la puerta con las rosas en la mano y salió ella:
- Mi hermana se fracturó un tobillo, mi hermano se cayó de la escalera, a mi nieta la tienen que operar, a mí me duele la cabeza y encima ahora ¡usted viene borracho!
 
***
 
Un tartamudo caminaba con un amigo por la calle:
- Mi mi mirá que que so so soberbia mu mujer.
- ¿Dónde dónde?
- Ya ya ya pasó.
Al ratito se repite la escena.
- Mi mi mirá que que so so soberbia mu mujer.
- ¿Dónde dónde?
- Ya ya ya pasó.
Al instante:
- Mi mi mirá que so so...
- ¿Dónde dónde?
- Ya ya ya lo pi pisaste.
 
***
 
La mujer es como la tierra:
A los 20 años es como África: semi-explorada.
A los 30 años es como la India: cálida y enigmática.
A los 40 años es como Estados Unidos: técnicamente perfecta.
A los 50 años es como Irak: está casi en ruinas.
Y a los 60 años es como Siberia: todos saben donde está pero nadie quiere visitarla.
 
***
 
En un río:
- ¡Me ahogo, me ahogo!
- ¡Hace como los perros!
- Guau, guau.

 

 

 

VOLVER A HUMOR