- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

 

Matrimonios y Parejas 3

 

Llega el marido a su casa a media mañana y encuentra a su señora desnuda en la habitación.
- ¿ Qué hacés desnuda ?.
- Tenía calor.
- ¿ Y esa camisa en la cama ?, no es mía.
- La compré para vos.
- Hay humo en la habitación y vos no fumás.
- Comencé hoy, por los nervios.
- Y ese olor a perfume de hombre no es mío.
- Lo compré para vos porque me agrada.
El hombre, convencido, va a dejar el abrigo en el armario, abre la puerta y ve a un hombre.
- ¿ Qué hace usted ahí ?.
- ¿ A creído todo lo que le dijo su mujer ?.
- Si, claro.
- Entonces cierre la puerta que voy al quinto.


Una chica de veinte años se casó con un hombre de setenta. Al mes la joven encontró a una amiga.
- ¿ Y que tal la vida de casada ?.
- Diez puntos.
- ¡ Qué bueno !. Pero, ¿ en todo ?.
- Si.
- ¿ En lo sexual también ?.
- Si.
- ¡ Bárbaro !.
- Bah, en realidad estamos en tratamiento.
- Pero, ¿ cómo en tratamiento ?.
- Si, el trata y yo miento.



El marido llegó de improviso a la casa y encontró a su mujer semi desnuda y en actitud sospechosa. Pese a esto, se dirigió tranquilo hacia el placard para guardar su saco. Al abrirlo, un hombre vociferó:
- Pedro Ramírez, del Departamento de Desinfección de la Ciudad de Buenos Aires, tenga usted muy buenos días.
- Si, pero ¿ qué hace sin ropa dentro del armario ?.
- ¡ Uy, otra vez estas malditas polillas !!!.


Dos mujeres conversaban acerca de sus vidas íntimas.
- ¿ Vos hablás con tu esposo cuando hacen el amor ?.
- Y ... , sí tengo un teléfono cerca si.


La fiesta estaba en su apogeo. Eran las dos de la mañana y un gentío bailaba al compás de la orquesta. Pero al dueño de casa le pareció que había gente de más en la celebración.
- Haber, que pare la música. Por favor, los amigos de la novia ponganse a la derecha- unas doscientas personas se fueron para ese lado-. Y los amigos del novio tengan a bien correrse a la izquierda- y otras doscientas personas tomaron ese rumbo-. ¡ Muy bien, ahora se pueden ir todos porque este es un bautismo !.


Un matrimonio de viejitos:
- ¡ Felíz año nuevo !.
- Callate viejo tarado.
- ¡ Felíz año nuevo !.
- ¡ Dios mío que calvario !.
- ¡ Felíz año nuevo !.
- Haber viejo, tomá la dentadura.
- ¡ Felisa, me muero !.


José y Josefa se conocieron en la playa, se miraron, se enamoraron y en una semana se casaron. En la noche de bodas:
- Querida de hoy en adelante te llamaré Eva.
- ¿ Por qué ?.
- Porque eres mi primera mujer.
- Y yo te llamaré Peugeot .
- ¿ Por qué ?.
- Porque eres mi 504.


 

 

VOLVER A HUMOR