- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

 

Gallegos

 

Hablaban tres gallegos

- Mi novia es muy tonta, el otro día se fue de compras y trajo cuatro ruedas pero ella no tiene coche.

- Mi novia es más tonta que la tuya, se compro una casetera pero no tiene televisión.

- eso no es nada, mi novia es la mas tonta del mundo, ayer vino con diez cajas de preservativos que se compro para irse de vacaciones con dos amigas pero ¡ella no tiene pito, no tiene pito!

 

 

- ¿Sabes para que Dios invento el orgasmo?

- No se

- Para avisarle a los gallegos cuando tienen que parar de follar

 

 

Un gallego estaba defecando en el medio del campo. Un amigo lo vio y le pregunto:

- José ¿te traigo papel?

- no, gracias Manuel cago de memoria

 

 

Un gallego entró a una casa de deportes en zapatillas y completamente desnudo. Cuando el vendedor lo atendió le solicitó la camiseta del Real Madrid.

- Aquí la tiene señor. Son cien pesos.

- ¿Cómo cien, no son cincuenta?

- no cien, ¿por qué dice cincuenta?

- Porque en la vidriera dice muy clarito: “en pelotas y en zapatillas 50 % de descuento”

 

 

En la peluquería

- ¿Le pongo champú al huevos, señor?

- Está bien pero primero empiece por la cabeza

 

 

Había un gaita que era muy bruto

- ¿para tanto?

- Imagínate, creía que fornicar era una tarjeta de crédito.

 

 

Un gallego venía caminando por la calle con las piernas abiertas. Un amigo lo encontró.

- Paco, ¿cómo andas, por que caminas de esa manera?

- Es que vengo del médico que me dio órdenes precisas

- ¿Que es lo que te dijo?

- Que tengo alto el colesterol.

- Esta bien, pero ¿qué tiene que ver esto con que camines con las piernas abiertas?

- El médico fue tajante: “Usted tiene mucho colesterol así que los huevos ni rozarlos”

 

 

- Estuve en la fiesta de Pamplona

- Cuenta Manolo

- Corrí delante de los toros. Yo iba como alma que se la lleva el viento. De pronto sentí un toro atrás bufándome en la oreja, al instante el mismo se resbalo. Corrí más y al momento sentí los cuernos de otro toro  en mi espalda a medio centímetro. Pasaron diez segundos  y el animal se resbalo

- Joder Manolo que valentía, yo me hubiera cagado del susto.

- ¡¿Y por que crees que se resbalaron los toros!?

 

 

Un gaita caminaba por las calles de Galicia con una canasta a cuesta. Un amigo se lo cruzo.

- Hola Pepe ¿qué andas haciendo?

- Vendo huevos

- ¡Con Razón los tenés tapados!

 

 



 

VOLVER A HUMOR