- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

 

Borrachos

Un mamado caminaba por la noche en eso se le apareció un genio:

- Te concederé un deseo

- quiero mear vino tinto

Se lo concedió y el borracho pudo corroborarlo. El chupado volvió muy feliz a su casa y se lo contó a su señora.

- ¡Tenemos que festejarlo, Ana!

- ¡Voy a buscar dos copas!

- ¡Trae una, vos chupa del pico!

Un borracho pasaba todas las noches por una vereda y se ponía a orinar siempre contra el mismo árbol. El dueño de casa cansado de esta situación decidió encararlo.

- Oiga borracho, ¿no sabe hacer otra cosa que orinar aquí todas las noches?

- si pero tengo miedo que usted se enoje si le cago la vereda

Un mamado caminaba cerca de la Central Hidroeléctrica Atucha. En eso vio un cartel y exclamo:

- ¡Uy, que bueno agua tónica y con la sed que tengo!

Se arrojo, se la tomo y lo salvaron a duras penas. Se estaba recuperando en el hospital.

-¿Tanto lió por tomar agua tónica?

-¡Como agua tónica! ¿por qué no leyó bien el cartel? ¡era agua atómica!

Cuestión que el facultativo lo medico, lo mando a su casa y le señalo que cualquier problema lo llamara al celular. Al día siguiente:

-Hola doctor, sabe que estando en mi casa me tire un pedito.

-¿y por esa boludez me llama?

- ¡No me cuelgue que le hablo desde México!!!!!

Un borracho estaba sentado en la barra de una bodega conversando con el dueño. En eso llegó un hombre que le pidió al barman un tinto salteño 63. Este fue y encontró un 62 y un 64.

- Má si! Le llevo un 62 y no se va a dar cuenta.

Lo destapo y se lo ofreció.

- No, este es un 62 yo le dije un 63. Yo recuerdo que la producción del 62 no fue tan buena por una gran tormenta que hubo, además que el enólogo de ese viñedo no tenía la experiencia que el del 63. Más aún ese año cambio la firma y eso se notó en el sabor.

Y el tipo siguió dando detalles, fechas, nombres etc. El chupado no lo podía creer hasta que se animo a preguntar:

- ¿Dígame usted es catador?

- Si señor.

- ¿Me podría decir que estoy tomando ahora?

- Por supuesto deme

El catador tomó el vaso y probó

- Ajjjj ¡pero esto es pis!

- Si loco, pero de quién y de qué año.

Un chupado va sentado en un tren y al lado una lindísima mujer. El inicia el diálogo:

- ¿Quiere leer mi periódico?

- No, gracias-

- ¿Desea leer mi revista?

- Tampoco

- ¿Gustaría de un caramelo?

- No y no

- ¿Tal vez un cigarrillo?

- ¿¡Basta no!!!!!

El mamado se para y se va hacia la puerta para bajarse. En eso gira sobre sus pasos y vuelve hacia la señorita.

- Y dígame, de coger ni hablar ¿no?

Una despampanante rubia con poca ropa caminaba por la calle. Un chupadito rengo la vio y la siguió:

- Lindura, chupame todito y manoseame.

- ¡Cojo asqueroso!

- No importa yo te enseño.

En un pueblito dos marinemos volvieron de alta mar luego de seis meses. Tenían tremendas ganas de tener sexo. Llegaron de noche y en el lugar no había casi nadie. Solo encontraron en una playa a un borracho durmiendo.

- Y bueno Pedro, saquémonos las ganas con él, uno por vez y por detrás.

Cuando acabaron le dejaron al mamado como recompensa cincuenta pesos en el bolsillo. Al día siguiente cuando este se levanto se sorprendió al encontrarse con el dinero y corrió al bar a comprarse un tinto. A la noche siguiente se repitió la misma escena de sexo de los marineros con el borracho dormido, le volvieron a dejar cincuenta pesos y al día siguiente aquel fue al bar a buscar su tinto.

Así ocurrió durante cinco días el mismo cuadro, la diferencia estuvo en el bar:

- Caballero, le doy tinto como siempre

- No hoy dame blanco porque el tinto me hace arder el culo

 



 

VOLVER A HUMOR