- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

Chistes de Gallegos 3
  
- ¿ Qué es un gallego tirado en el medio de la calle ?.
- No sé.
- Un lomo de burro.


- ¿ Sabes lo que hizo el Paco ?.
- No.
- Subió con una camioneta a la azotea y se tiró con ella desde arriba.
- ¿ Y para qué ?.
- Quería probar los frenos de aire.



Un genio se le apareció a un gallego:
- Puedo concederte cuatro deseos. Los que quieras, pero solo cuatro, y no te equivoques porque no hay marcha atrás.
- Quiero un millón de dólares.
- Concedido.
- Quiero un 0 KM último midelo.
- Concedido.
- Quiero una rubia de veinticinco años.
- Concedido.
- ¡ Me quiero morir !.
- Concedido.



- ¿ Sabes por qué los gallegos ponen azúcar en las almohadas ?.
- Desconozco.
- Para tener dulces sueños.


- ¿ Por qué los gallegos escuchan los discos dos veces ?.
- Ni idea.
- Para bailar paso doble.




Era un pueblito atrasado de España. Sus habitantes eran muy viciosos y se prendían en cuánta ilegalidad hubiera. El único que trataba de limitar tanto desenfreno era el nuncio del lugar. Un día denunció ante una autoridad gallega el despropósito que cundía en su tierra. Enterados de esto, los habitantes del pueblo persiguieron al religioso. Lo encontraron y lo cercaron para vengarse. El prelado no tuvo más remedio que correr mientras detrás de él, cuadra a cuadra, aumentaba la cantidad de díscolos que pretendían encontrarlo. Luego de mucho andar, sin saber se metió en un callejón sin salida, con la muchedumbre enardecida pisándole los talones. Solo atinó a arrodillarse y rezar, sabía que su fin era inminente. Cerró los ojos y esperó el desenlace. Pero ¡ sorpresa !. La muchedumbre quedó inmóvil y luego se retiró. Aliviado y felíz, el religioso se incorporó, se dio vuelta y leyó este cartel: " Aquí prohibido pegar anuncios ".



- ¿ Sabes por qué los gallegos despedazan a sus amistades ?.
- No sé.
- Para hacer buenas migas.



- ¿ Sabés por qué los gallegos ponen escaleras frente al mar ?.
- No.
- Para que suba la marea.



Entro el gallego muy decidido al banco con un gatito bajo el brazo.
Raudamente se dirigió hacia la ventanilla y le dijo al cajero:
- Venga la plata o aprieto el gatillo.



- José, fijate sí me andan las balizas.
- ¡ Cómo no !. Ahora si, ahora no, ahora si, ahora no.



- ¿ Sabes por qué los gallegos abren las cajas de leche en el supermercado ?.
- No.
- Porque en el cartón dice " abra aquí ".

 

 

VOLVER A HUMOR