- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

C. A. ACASSUSO

Horribles I

Como nunca podríamos hacer un mismo comentario para los tres clubes que nos competen. Como nunca se asemejan en sus desgracias y malos momentos. Tal vez si haya diferencias en los objetivos y posibilidades. Más allá de enojos o broncas nosotros diremos, como habitualmente, lo que nos parece en forma franca y descarnada, sin eufemismos.
Sí bien la nefasta película del presente posee tres capítulos, quizás este sea el más leve y contemplativo.
Sabemos que Acassuso es un club chico sin vueltas, posiblemente uno de los más pequeños de la categoría. Sabemos que su presupuesto es escaso, que no tiene cancha propia, al menos no juega en ella, y que posee poco público. Entendemos que el Quemero pretenda por ahora solo resistir. El conjunto de lo expresado es admitible, pero así y todo no se puede jugar tan mal al fútbol en una categoría profesional.
Acassuso juega muy mal, no tiene picardía, menos astucia, menos que menos variantes y naufraga sábado a sábado en las aguas de la mediocridad. Si, el torneo es muy mediocre, pero Acssuso lo es más que la mayoría. El Quemero pierde sin pena ni gloria tanto de local como de visitante y muestra unos yerros propios de aficionados de casados contra solteros.
El técnico se equivocó al traer refuerzos que todavía no dan señales de vida y en haber dejado ir a otros jugadores que al menos eran superiores a estos. Sobre todo la salida de Figún por " bajas actuaciones " según declaraciones de Nardozza, pero aún admitiendo que el " pájaro " no tuvo una buena temporada, es el único de mucho tiempo a esta parte que le daba un poquito de vuelo al juego del equipo. Inentendible.
Decir que hay elencos que este año están casi condenados pero de seguir así Acassuso penará bastante para continuar en esta B Metropolitana. Ojalá se pueda revertir esta situación. A esta altura se nos ocurre que habría que fortalecer la defensa, jugar con dos líneas de cuatro y a sacar puntos, solo eso y como sea antes que se venga la noche.

 



 

 

C. A. BOCA JUNIORS

Horribles II

Boca está pasando por el peor momento deportivo de los últimos quince años. Hay una falta de actitud, de jerarquía y un desconcierto tan grande que es indigno de los merecimientos de un club tan enorme como es el Xeneize.
 Y esto no es de ahora, lenta pero progresivamente se viene viendo desde hace meses que en el elenco de la ribera algo no funciona. Porque mal que mal hay nombres y antecedentes para al menos no haber llegado a esta triste debacle. El técnico en su anterior etapa ganó cinco de cinco y venía a la Boca a confirmar sus laureles. ¿ Qué es lo que pasa ?, ¿ Se olvidaron de jugar, se olvidaron que esto es Boca ?, ¿ A los nuevos les pesa la camiseta ?, ¿ Los pibes todavía están verdes ?, ¿ Los veteranos ya no dan más ?, ¿ El técnico está para jubilarse ?, ¿ Están aburguesados ?, ¿ Las peleas internas los tiene locos y separados ?, ¿ Hay algo más que no sabemos ?, ¿ Es lo anímico, lo físico, lo futbolístico, la suerte ?, ¿ Qué cosa, pero qué cosa es ?.
 Son muchas preguntas, demasiadas dudas, escasas certezas. Quizás haya un poco de todo y en ese cóctel amargo y fatal salga esto. De otra forma no se puede explicar este presente Xeneize. Desde ya sabemos que no siempre se puede estar arriba, y en esto el hincha auriazul está mal acostumbrado, pero de ahí a caer sin atenuantes ante equipos infinitamente más baratos y menos experientes y sin la gloriosa camiseta de Boca, sencillamente repugna. Boca tiene nombres pero no juega a nada, cero como equipo, cero o casi en individualidades. En Boca todavía hay mucha soberbia y no se asumen los fracasos. Boca paga contratos altos pero su fútbol está en el subsuelo. Boca otra vez se está quedando afuera de la Copa Libertadores con un plantel millonario pero apático e indolente.
 Una época dorada que hoy está llegando a su abismo más profundo, tal vez esto sea necesario para barajar, dar de nuevo y levantar otro castillo a partir de las cenizas que inexorablemente están quedando.

 

 

 

 

C. A. TIGRE

Horribles III

Los dirigentes de Tigre y el actual cuerpo técnico le dieron mucho a la institución y le estaremos eternamente agradecidos pero esta vez se equivocaron feo. No porque se arribó alguna vez a un buen final vamos a repetir la fórmula. Hay que sacarse de encima caprichos, ideas equivocadas, cierta soberbia, antojos nocivos, etc. Nosotros lo dijimos en nuestra columna de mayo, aplausos, medallas y besos pero en Tigre hay que hacer limpieza, renovación y cambio. Lamentablemente no nos equivocamos.
 Cagna y la directiva estimaron que el plantel estaba " bárbaro ", que no había que hacer ni grandes egresos ni incorporaciones. Para qué se dijeron, " sí tenemos un equipazo para afrontar torneo y copa sin problemas, dejemos a los que están, traigamos poco y desconocidos, mantengamos jugadores de la B y vayamos por más de la misma jerarquía. Los vamos a pasar por arriba a todos ".
 Y resulta que a algo más de un mes de comenzada la competencia Tigre se quedó afuera en primera ronda de la Sudamericana y marcha anteúltimo en el torneo con cinco derrotas al hilo. El equipo no sabe a qué juega, no tiene orden ni actitud, nada en lo colectivo, fracasos en lo individual. Solo algunas voluntades que no alcanzan si quiera a disimular lo paupérrimo que se muestra en la cancha.
 Lamentablemente no nos equivocamos, hubiésemos querido hacerlo. No se puede toda la vida jugar con muchachos de la B, cuando te asentás en Primera tenés que poner a hombres que sean de esta categoría. Sí no hay mucha plata trae aunque sea tres o cuatro valores reconocidos en la A. Porqué insistir con gente que no quiere jugar más en Tigre y ya cumplió un ciclo en el club. Porqué traer refuerzos que no juegan o van al banco. Porqué el aburguesamiento de algunos, la falta de confianza de otros y la apatía de terceros. Porqué la defensa es un flan, porqué no se trajeron suplentes en serio para la zaga. Porqué San Román sigue desmostrando que no marca, se equivoca en los pases, hace penales tontos y continúa jugando. Porqué Leyes y Oliva parecen marcadores del ascenso. Porqué al Vasco ya no le alcanza con la experiencia. Porqué Oviedo corre y choca y corre y choca, porqué Castaño no acierta un pase y está más lento que nunca, porqué Blanco " merece " la casaca del Matador, porqué Gimenez y Luna están tan bajos. Porqué Morel no baja a la Tierra y Montiel aparece en cuenta gotas. Porqué Suárez fue el gol a Racing y nada más. Porqué Aguilar vino a calentar el banco.
 Una y mil preguntas sin contestar acaso por demasiado obvias. Dos extraordinarios arqueros, Islas y Ardente y el " alma " y " olfato goleador " de Lázzaro son escasísimos argumentos para ilusionarse en la Copa o hacer una aceptable campaña en el Apertura.
 Acá solo queda sacar puntos como sea, sumar y sumar aunque sea de a uno. Restan trece encuentros y hay que tratar de llegar aunque sea a los veinte puntos, de no ser así en el Clausura habrá que meter arriba de treinta, claro está trayendo cuatro refuerzos de jerarquía para conseguirlo.
 Todavía se está a tiempo, pero sepamos que los retrocesos empiezan de esta forma, cuando el equipo se acostumbra a perder y perder. Ahora ya es tarde para lamentaciones, se deberán buscar variantes de jugadores y de esquema aunque sea para no quedar entre los cinco últimos. Veamos y aprendamos de los buenos ejemplos de incorporaciones que han tenido elencos como Banfield, Colón, Godoy Cruz, Argentinos, etc. No hagamos que lo que tanto costó ganar y conseguir se derroche y pierda como agua entre los dedos, la gente que siempre está no se lo merece.

 

 

VOLVER A CLUBES VIP