- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

C. A. ACASSUSO

Todavía puede ser

Cuando parecía que la temporada del Club Atlético Acassuso se iba sin pena ni gloria, un aluvión de victorias y de buenos resultados hicieron que el Quemero se encuentre peleando palmo a palmo la posibilidad de ingresar a un Reducido por primera vez en esta categoría. Sí bien aún tiene rivales por delante, el envión anímico y futbolístico que trae el elenco de Boulogne hacen esperanzar a sus simpatizantes. El equipo creció en juego y en confianza logrando resultados notables como el triunfo en Junín ante Sarmiento, el de visitante ante Defensores y la victoria en Ezeiza ante Súarez. Todavía quedan muchas fechas y la posibilidad de clasificación está latente. Sería un inmenso logro para el azul del norte.



 

 

C. A. BOCA JUNIORS

Esperanza de arrime

Ya sabemos y hablamos del turbulento semestre que tuvo Boca. Salvo un verano felíz el resto fue una pesadilla. Malos resultados, mal juego, lesiones, suspensiones, déficit defensivo, sequía ofensiva, ciertas peleas y algunos desconciertos dirigenciales. Demasiadas cosas para el Xeneize en tan poco tiempo. De aquí al final del Torneo sólo resta esperar el mejoramiento futbolístico del equipo y de algunas individualidades cuyo nivel dista bastante de la primera de Boca. La cuestión será mejorar y tratar de ganar algunos encuentros para arrimarse a una posición más decorosa para la historia del auriazul. Y desde luego que el técnico tendrá que evaluar que profesionales están a la altura de Boca y merecen quedar en la institución para tener una mejor oportunidad.




 

 

 

 

C. A. TIGRE

¿Qué saldrá de la licuadora?

En el marco de un Torneo absolutamente parejo, irregular y mediocre, dónde no hay más de cuatro partidos de diferencia entre los de arriba y los de abajo, dónde el último le gana al primero, dónde los visitantes triunfan por sobre los locales, ahí en el medio está Tigre. Y el Matador participa de esa " ensalada " poco entendible. Juega muy bien de a ratos y desconcierta en otros. Es capaz de pintarle la cara al más ducho afuera y perder de local sin atenuantes ante alguien humilde. Pierde dos partidos y está en terapia y gana dos y hasta parece que pelea arriba. Lo dicho entonces, de esta licuadora puede salir cualquier cosa. Desde ya no omitimos lo más importante, Tigre sigue peleando, y lo hará hasta el final, encuentro a encuentro su mantención en la categoría. No es fácil y hasta diríamos que está resultando más engorroso de lo que se esperaba. Las magníficas campañas de All Boys y de Olimpo hacen que fecha a fecha las calculadoras estén a la orden del día. De todos modos y hasta este momento la campaña del Matador es aceptable aunque irregular. Hay que tomarse estos partidos como verdaderas finales, por este año y el que viene.

 

 

 

VOLVER A CLUBES VIP