- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

C. A. ACASSUSO

Mediocridad

El Club Acassuso realizó un gran esfuerzo esta temporada para pelear arriba. Se trajeron jugadores de cierto predicamento y la intención era estar prendido. Lamentablemente pasada ya la mitad del certamen  tenemos que decir que el Quemero navega por los últimos lugares. Es cierto y como siempre Ssuso empata demasiado, ya van 14 de 24 con 5 triunfos y 5 derrotas.  Es sabido que los empates no sirven mucho y que es preferible ganar/perder a empatar todo el tiempo. Con la llegada del nuevo DT Walter Otta la cosa no varió medularmente de lo realizado por Nardozza, al menos en puntos. El equipo no tiene peso ofensivo, le cuesta concretar, fundamentalmente a sus delanteros. Es una lástima porque al ser este un Torneo tan irregular con una campañita aceptable el elenco de Boulogne podría estar peleando arriba. Ahora viene encima una rachita con equipos fuertes y encumbrados como Platense y Chicago. Asimismo se jugará con Español por otra fase de la Copa Argentina.




 


 

 

C. A. BOCA JUNIORS

A la deriva

Boca es hasta el momento un barco a la deriva sin brújula ni timón. Pensábamos que el verano, paupérrimo por cierto, había servido para mejorar y arreglar los errores. Lejos de eso la opaca tarea del equipo se sigue repitiendo y hasta el mismísimo Bianchi está desconcertado y no puede modificar la ecuación.  Un triunfo, un empate y tres derrotas hablan de lo lamentable del desempeño Xeneize.   Serios errores defensivos, un insulso mediocampo y delanteros que no la meten, son la síntesis del diagnóstico del elenco de la ribera.  Encima Riquelme salvo un rato contra Estudiantes todavía no apareció.  Tal vez Boca no tenga un súper plantel ni menos que menos aquéllos elencos que supo conducir el Virrey pero si entendemos que pocos clubes como Boca poseen jugadores de tanto cartel y pergaminos.  Por esto es que al Xeneize se le exige más. Por ahora no hay respuesta.


 




 

 

 

 

C. A. TIGRE

Abúlico y sin gol

Muy dispar y desconcertante es la actuación de Tigre en estos primeros partidos del Torneo Clausura de Primera División.   A tal punto de jugar bien de visitante ante Vélez, el mejor equipo argentino, empatar y merecer ganar. O vencer afuera de casa al mismísimo Racing Club.  Empero juega en Victoria ante dos deshauciados como Olimpo y Argentinos y empata. Va a Quilmes que había perdido sus primeros cuatro encuentros sin hacer un gol y cae por la mínima sin atenuantes y sin patear al arco. Se corrige la defensa dado que le convirtiron sólo un gol en cinco partidos pero como contrapartida también realizó sólo un tanto a favor en ese término y encima el mismo lo hizo un defensor. ¿ Qué es lo que pasa ?. ¿ A qué se debe esto ?.   ¿ Cómo se arregla ?.    El equipo juega mejor que el de Cagna, si, de aquí a París.  Empero le cuesta horrores hacer tantos, crear situaciones. Hay jugadores de buen pie pero no se llega. Algo falla.   Pérez García juega solo, muy solo. Vitti desde algunos encuentros no aparece o lo marcan bien.  Los carrileros están lesionados. El triple cinco firme atrás pero no aporta adelante. Wilchez, el de siempre, poquito.  Nahuelpan mucha voluntad y fuerza, no alcanza. Ellacópulos le falta, Bordacahar le falta una vuelta de tuerca.   Es cierto Tigre sumó pero no gana y no hace goles. Esto es muy peligroso. Los de atrás ganan bastante y se acercan demasiado.  Es hora que se halle alguna solución, que se prgue un golpe de timón, que se sacuda la tierrita y que al buen juego se le sume contundencia sino se va a sufrir.





 

 

VOLVER A CLUBES VIP