- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

C. A. ACASSUSO

No despega

Iniciada esta segunda parte del Torneo de la Primera B Metropolitana observamos que Acassuso no despega, no puede consolidarse y alterna buenas con malas. Otra vez la irregularidad y los altibajos son la constante del andar del equipo de Boulogne. Perdió con Morón y empató con Barracas. Luego un buen punto empatando con Platense en cero de visitante, le gana con contundencia 4 a 1 a Temperley y luego cae sin atenuantes 0-2 con el colista Armenio. A posteriori flojo primer tiempo con Almagro de local y 0-2 abajo de nuevo hasta que al final lo levanta e iguala. Muchas diferencias, demasiados contrapuntos como para poder aspirar, como aún hoy se cree, a un Reducido.
Básicamente podríamos hablar de tres factores: por ahora los refuerzos no se notan, segundo demasiados empates que a la larga es peor que perdr-ganar y no poder hacerse fuerte de local. Con estas características el objetivo se torna muy dificultoso. Lo único destacable es la confirmación de un gran goleador como es Leonardo Romero que ya es el segundo scorer del Torneo detrás de Andrés Soriano. Tal vez sería bueno para el club y el jugador que a mitad de año el nueve pueda llegar a una entidad de la B Nacional o porque no de Primera. Sería justo.



 

 

C. A. BOCA JUNIORS

Todo cuesta

Cuando parecía que la falange Xeneize iba a tener despiués de mucho un cúmulo de satisfacciones y la posibilidad de no verse atado a situaciones nocivas del pasado, es que algo así como una maldición afronta la entidad de la ribera. Repasemos, respecto al año pasado se dejaron de lado muchos jugadores, se trajo nuevo y exitoso DT, se ponía en forma a la " joyita " Riquelme y se traían profesionales de primerísima línea. Pero ete aquí y más allá de una golondrina de verano, por ahora, a la tercera fecha del Apertura, la perfomance es pobre dadas aquéllas circunstancias. Se perdió cuatro a uno de local ante Godoy Cruz jugando muy mal, se ganó uno a cero ante Racing de visitante sin merecerlo y de local obtuvo un paupérrimo empate en cero ante el modesto All Boys. A todo esto los refuerzos aún no han podido mostrar su potencial, salvo excepciones, y Riquelme volvió con las lesiones.
El panorama ciertamente deja que desear. Empero esperamos que con el correr de las fechas Falcioni encuentre el equipo y el mismo se pueda soltar. Hay material, hay individualidades a diferencia de otros años, sólo que el técnico deberá encontrar el andamiaje colectivo para hacerlo fuerte y confiable. Este Torneo arrancó demasiado irregular y cualquier cosa puede suceder. Acaso será cuestión de ganar un par de partidos para encaramarse y afirmarse. Veremos.





 

 

 

 

C. A. TIGRE

Buscando identidad

El Vasco Arruabarrena está tratando de dotar al equipo del norte de un estilo y de un juego que en apariencia se diferencie del último Tigre. Acaso esto sea más en las palabras que en los hechos pero la cuestión es que el ex Boca desea darle a Tigre su sello personal. De a ratos lo logra y en muchos otros momentos no. Se le ganó a Independiente uno a cero en Avellaneda jugando aceptablemente, sobre todo la primera parte, se empató en casa con River haciéndolo de forma discreta para caer sin atenuantes dos a cero con Arsenal en Sarandí. Luego hubo una significativa mejora con el triunfo dos a cero a Newells de local.
Y decimos que Tigre debe encontrar su identidad porque en todos estos partidos el entrenador los encaró de manera diferente, con distinto orden táctico y jugadores. Lo único que se mantuvo desde un arranque fue la línea de cuatro. luego ensayó diversos dibujos: 4-2-2-2, 4-4-2, 4-3-1-2, etc. Mismo tuvo distintos intérpretes.
Acaso y tal vez en el último partido con Newells dónde por momentos encontró un buen funcionamiento, el Vasco pueda optar de aquí en adelante con una base conformada por los muchachos que salieron esa noche a la cancha. A lo mejor el reingreso de un desconocido hasta aquí Román Martinez le haga cambiar la ecuación al entrenador. Es de destacar la excelente incorporación que hizo Tigre al traer a préstamo a Martín Gómez de Independiente. Ya lo conocíamos pero su capacidad y trajín lo puso de manifiesto ante el cuadro rosarino. Se fue ovacionado como hacía mucho tiempo no ocurría con un debutante en el equipo de Victoria. Es un wing de aquéllos años, de los setenta, agarra la pelota, se va por la punta, deborda y tira centros. Es hábil, sabe cuidar el balón, tiene velocidad y freno. Realmente es una esperanza en el ataque. Estimamos que harán una buena dupla con Straqualursi que cada vez juega más y mejor.
Con el repunte de algunos equipos de abajo se volvió a hablar de promedios en Victoria, por ahora es algo latenete pero no asfixiante. La premisa es sumar y luego ver que pasa.

 

 

 

 

 

VOLVER A CLUBES VIP