- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

 

MARZO

 

C. A . ACASSUSO

Luego de una temporada 2006/07 brillante obteniendo el torneo Apertura y Clausura de la Primera C y por ende el campeonato y el ascenso a la Primera B, el “Quemero” llegó al receso. En la primera parte en la categoría superior el elenco de San Isidro no las tuvo todas consigo. La ida de su técnico Felipe De la Riva, varios lesionados, la no adaptación rápida al fútbol profesional hicieron que los azules del norte estén por los últimos puestos de la tabla y se vea comprometida su permanencia en la B.

Falta mucho, nada menos que medio campeonato, llegó Javier Baena a dirigir al plantel, se espera la recuperación física de varios muchachos, la incorporación de otros y sobre todo la esperanza del arribo de una inyección anímica importante que haga que muy pronto Susso ahuyente el fantasma del descenso.

 

C. A. BOCA JUNIORS

Boca vivió un 2007 agridulce. Por un lado la gozosa faena de haber vuelto a obtener La Copa Libertadores de América de la mano de un Riquelme genial. Por otro lado dos híbridos torneos locales, más allá que se peleó hasta el final y la frustración de haber perdido con el Milán la final del Mundial de Clubes.

Pero todo pasa y se fue Russo y llegó Carlos Ischia, el gran ladero de Bianchi de los buenos tiempos. Y volvió Riquelme para que el pueblo xeneize se entusiasme y sueñe con otra Libertadores y por qué no hasta con el retorno a Japón.

 

C. A. TIGRE

Tigre cerró sin dudas el mejor año de su historia en lo futbolístico. De la mano de Diego Cagna ascendió a Primera A luego de veintisiete años después de dejar en el camino en las instancias finales a clásicos rivales como Chacarita, Platense y Chicago. No contento con esto el equipo de Victoria fue por más. Pese a las voces agoreras que vaticinaban un rápido descenso el azulgrana dio el batacazo. Con buen fútbol, actuaciones memorables y partidos épicos El Matador se alzó con el subcampeonato de Primera División. Vale destacar sus triunfos de local 4 a 1 a River, 3 a 2 a Racing y 2 a 1 a Boca. Lo notable de todo esto es que la mayor parte de los jugadores provenían de la Primera B Metropolitana. Gran mérito y honores a Ricardo Caruso Lombardi que los eligió, gran capacidad y experiencia en Diego Cagna que los ascendió y los puso al borde de la cima.

En el 2008 la meta es continuar por la misma senda e intentar clasificar para alguna copa. Lo estupendo es que a la par del éxito en lo deportivo también está en éxito en lo institucional de la mano de Sergio Massa y su gente.

 


Volver a Clubes VIP 2008