- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

C. A. ACASSUSO

Cuesta abajo 1

En este fin de marzo los tres clubes que nos competen tienen presentes similares. De allí el hecho que compartan títulos. En el caso de Acassuso la cuesta abajo es gradual y progresiva.  El empatar demasiado ha dejado lugar a perder seguido. Ssuso acumula cuatro derrotas consecutivas contando la de la Copa Argentina a manos de Aldosivi.  El cambio del cuerpo técnico parece no haber causado efecto. Walter Otta mantiene los mismos vicios y problemas que poseía Nardozza.  Un equipo endeble, que se cae al primer contratiempo y no puede levantarse. Le cuesta generar juego y defensivamente es muy vulnerable. Aquél sueño de principio de temporada de pelear arriba quedó demasiado lejos. El Quemero se debate en las últimas posiciones y ya se encendió el alarma rojo para el próximo año. Esta temporada pasará pero en la venidera Ssuso arranca entre los cuatro últimos. Por ende habrá que intentar sacar la mayor cantidad de puntos posibles en este Torneo y en el próximo tratar de formar, de una vez por todas, un conjunto que pelee arriba, ya no por placer sino para salvar la categoría.





 


 

 

C. A. BOCA JUNIORS

Cuesta abajo 2

No hay caso y no hay más vueltas para darle, Boca no camina.  Y no camina desde hace tiempo como lo venimos marcando en estas líneas.  Y el problema no es uno, son varios y complejos.  Una dirigencia dubitativa y poco efectiva que no está a la altura de lo que es la historia dirigencial de este club. Angelici, el presidente, empieza a preocuparse en el presente deportivo e institucional del club y ve con malos ojos su reelección en los futuros comicios.  Y Bianchi, ya con varios Torneos encima y muchos libros de pase para mejorar la constitución del plantel profesional, no le encuetra la vuelta en esta nueva etapa del Virrey al frente de la Primera. Y no hay excusas, por aquéllo y porque son jugadores que él eligió. Los errores, horrores y falta de jerarquía de algunos jugadores espanta.  Boca con este Bianchi no pasó de mitad de tabla y hasta obtuvo un ante último puesto. Y en este Torneo, muy parejo y mediocre, está más cerca de abajo que de arriba. En otras palabras y para ser bien ilustrativos, Bianchi desde que volvió ganó 19 encuentros, empató 20 y perdió 21. Campaña de descenso. Por ahora s´lo la magra perfomance de otros hace que el Xeneize se mantenga. Empero no hay que dormirse porque otras instituciones grandes comenzaron así su cuesta abajo.  Finalmente los jugadores, con claros síntomas de peleas y divisiones adentro del grupo, hacen lo que pueden adentro de la cancha. Y a algunos no les da para mucho y hasta no merecen ponerse la camiseta auriazul.  Y para colmo de males Boca perdió de local con su clásico rival, hecho que no sucedía desde hacía una década. Esto sin contar que en el verano perdió dos de tres en el verano con el elenco de Nuñez.   Empiezan las sombras, que no se venga la noche.


 




 

 

 

 

C. A. TIGRE

Cuesta abajo 3

A Tigre se le viene de a poco pero firmemente la amenaza explícita del descenso.  Cuando se fue Cagna y asumió Alegre el equipo mejoró, sacó varios puntos y hasta llegó a jugar buen fútbol.  Luego de la pretemporada y con las dos incorporaciones se estimaba que aquéllo iba a mejorar más aún.  Y se podría decir que al principio de este Torneo  el Matador aparentaba realizar una destacada campaña.  Sí hasta los periodistas generales de distintos medios alababan al elenco de Victoria por su vistoso juego.  Empero de manera abrupta e inexplicable el conjunto se cayó y se cayó y no se puede levantar. Es cierto, ni se perdió mucho ni le convierten demasiados goles pero no se gana y esto es terrible porque los de abajo suman y suman.   Así es que cumplida la décima fecha Tigre ganó sólo un partido, empató siete y perdió dos. Está entre los cuatro últimos y a cinco unidades del descenso.  Alegre tambalea, está casi afuera, el equipo no gana ni de local { ya registra cinco empates consecutivos en esta condición }.  La dirigencia está preocupada y no sabe a ciencia cierta cuál sería la solución sí quitan del cargo a Alegre y la hinchada tiene una enorme dezazón por lo poquito que ve.  Quedan nueve finales y es de esperar que el equipo reaccione con o sin este cuerpo técnico. La situación es muy delicada y sí miramos a largo plazo ni hablar. De salvarse este año Tigre arranca último en los promedios la venidera temporada. Ojalá se encuentre el rumbo.



 

 

VOLVER A CLUBES VIP