- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

 

Un siglo sin Tolstoi
 

El 20 de noviembre desaparecía fisicamente León Tolstoi.

León Tolstói: (1828-1910)

Novelista ruso, profundo pensador social y moral, considerado como uno de los más grandes escritores de la literatura universal. Sus ideas sobre la «no violencia activa», expresadas en libros como El Reino de Dios está en Vosotros tuvieron un profundo impacto en grandes personajes como Gandhi y Martin Luther King.

Tolstói tuvo una importante influencia en el desarrollo del movimiento anarquista, concretamente, como filósofo cristiano libertario y anarco pacifista.

Así como la creación literaria de Tolstói constituye un aporte esencial a la cultura de la humanidad, su doctrina pedagógica ha contribuido al progreso de la ciencia de la educación. Tolstói, uno de los más eminentes autores de narrativa realista de todos los tiempos, es considerado, en la actualidad, uno de los escritores con más fuerza moral del siglo XIX.

 

 

Liev Nikoláievich Tolstói nació el 9 de septiembre de 1828 en Yásnaia Polaina, en el seno de una familia noble, de madre princesa y padre conde. Su madre muere al poco tiempo de su nacimiento y su padre cuando contaba con diez años. En 1843 ingresó a la Universidad de Kazán, donde se matriculó en la Facultad de Letras pero abandonó al poco tiempo para estudiar Derecho. La Biblia se convirtió en uno de sus libros de cabecera, al igual que los de Pushkin y Rousseau, entre otros autores.

Más tarde, León Tolstói acepta una invitación del hermano, teniente de artillería, y viaja con él al Cáucaso y forma parte del ejército ruso. Esta experiencia, donde fue testigo de actos heroicos, sacrificios e ineptitudes políticas, cambia la forma en que León Tolstói veía a la sociedad. Allí estuvo en contacto con los cosacos, que se convertirían en los protagonistas de una de sus mejores novelas cortas, Los cosacos (1863). En ella compara el cansancio de la juventud moscovita con el vigor y la vida al aire libre de los cosacos. En el tiempo que le dejaban libre las batallas, concluyó una obra autobiográfica, Infancia (1852), a la que siguieron otras dos, Adolescencia (1854) y Juventud (1856).

Durante un tiempo viajó por Francia, Alemania, Suiza y trajo las revolucionarias ideas pedagógicas que le moverían a abrir una escuela para los hijos de  los siervos y fundar el periódico "Yasnaia Poliana". Su discrepancia con la Iglesia Ortodoxa y sus ideas revolucionarias chocaron con los intereses del gobierno, viéndose obligado a cerrar la escuela.

En 1862, se casó con Sofía Andréievna Behrs, y durante los siguientes quince años formó una extensa familia (tuvo quince hijos), y se abocó a la creación literaria. Escribió sus dos novelas principales, Guerra y paz (1863-1869) y Ana Karenina (1873-1877).

Guerra y paz es un retablo de la vida rusa durante las guerras de Napoleón, siendo su obra maestra. Ana Karenina es una novela de costumbres de la sociedad rusa cuyo propósito moralizador no prevalece sobre su valor artístico.

Otra obra importante fue Mi confesión, testimonio de su crisis espiritual y de conciencia y emprende una larga búsqueda de valores morales y sociales. La sonata a Kreutzer, Amo y criado y Resurrección, son obras en las que domina su preocupación ética junto a un análisis vigoroso y penetrante de la vida rusa. Otras obras de su autoría son: Historias para el pueblo (1884-1885); La muerte de Iván Ilich (1886); El poder y las tinieblas (1888).

Con 82 años, atormentado por la disparidad entre sus criterios morales y su riqueza material, y por las disputas con su mujer, que se oponía a deshacerse de sus posesiones, Tolstói, acompañado por su médico y la menor de sus hijas, se marchó de casa a escondidas en medio de la noche. Tres días más tarde, cayó enfermo de neumonía y, el 20 de noviembre de 1910, falleció en una estación de ferrocarril.

 

VOLVER AL BAUL DE LOS RECUERDOS