- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

 

 Treinta años de la Generación del 80

Los egresados del Colegio San Patricio Promoción 1980 se reunieron para festejar los treinta años de recibidos.  Ellos, como tantísimos otros, lograron mantener y hacer perdurar en el tiempo tan mágica edad. Edad de juegos, recreos, primeros pantalones largos, rouge, partidos, fiestas y amigos. Edad sin grandes problemas, de pureza, de confianza ciega, de pasiones desmedidas y utópicos amoríos. Por eso luego de tres décadas volvieron a revivir pasajes e historias juveniles que rozan con la armonía, la inocencia y la felicidad.

Aquélla Generación del 80 fue partícipe de una época muy diferente a la actual.  Por entonces no había celulares, ni computadoras, ni CD, ni cable y apenas era el nacimiento de la TV color. Parece otro siglo, y sí en realidad lo era, siglo XX el de Cambalache, el de Los Bee Gees, Abba, Sandro y otros más que sonaban por aquéllos tiempos. Sin olvidarnos de la música disco que alegraba las fiestitas.  Ese tiempo fue de dictadura, de rígida disciplina, del terremoto de Caucete, del Mundial 78, de las peleas de Galindez y de Monzón, de Reutemann y de Vilas, de las películas de acción, de días enteros adentro de la escuela y de viajes en tren para ir a remo o a gimnasia.  Tiempo de excesa y acaso nociva pureza cuando en clase nos decían " ... esto es la Constitución, en algún momento la volveremos a aplicar " o aquéllo de " ... Argentina es un país en vía de desarrollo ". En fin , gajes y oficios de la enseñanza en un momento atroz.  Por esos días sólo importaba el partido de fútbol, la visita a los amigos, el próximo baile y la esperanza de un amor guardado.  Recreos y clases, clases y recreos que eran una misma cosa: disfrutar, gozar, hacer lío y " algo " estudiar.
        Luego de tres décadas la barra se volvió a encontrar, la mayoría, y otros que no pudieron fisicamente si acudieron en lo espiritual.  Hoy son profesionales, padres, artistas, ciudadanos del mundo y personas de bien.  Con menos pelo pero más aplomo, menos ingenuidad pero más calle, así la " banda " evocó sus andanzas adolescentes de otrora con la alegría y la emoción de recuerdos únicos y fantásticos. Así y ahí estuvieron fisica o espiritualmente Patricia Bancalari, Ingrid Hughes, Laura Lanfranco, Rafael Frolich, Josefina Wilson, Pepa Arjona, Ignacio Prebisch, Lucas Ollé, Alan Weber, Andrea Campisi, Andrés Walter, Fernando Conti, Gabriela Conti, Ramiro Aragón , Mariano Muñoz, Ramiro Rodriguez Cetrán, Javier Pedrazzini, Walter Bonifacio, Karen Van Thillo, Guillermo Edward, Glen Miller, Mariano Gomez Seeber, Laura Altamirano, Eduardo Justo, Viviana Rodriguez Solano, Marcelo Santana, Marcos y Matías Aguilar, Martín Barletti, Matías Dominguez, Rodolfo Devoto, Mónica Miranda, Iván de las Carreras, Alejandra Montes de Oca, Cecilia Boggan, etc. Asimismo acompañaron  la noche del reencuentro los queridos profesores Marta Lagos, Mariana Dupont y Queso.
        Luego de treinta años se comprobó que quedó aquél fuego sagrado de la amistad, del compañerismo, de los sueños y esperanzas compartidas y de la mística juvenil y apasionada que se cimentó en la adolescencia.  Ojalá perdure y nunca se apague.


 

VOLVER AL BAUL DE LOS RECUERDOS