- BUENOS AIRES - ARGENTINA - © EL ELECTRON

Cien años de Pancho Varallo

Nombre

Francisco Antonio Varallo

Apodo

Pancho, Panchito, Cañoncito

Nacimiento

5 de febrero de 1910 (100 años)
Los Hornos, La Plata, prov. de Buenos Aires, Argentina

Nacionalidad

Argentino

Posición

Delantero

Partidos internacionales

11 competiciones - Goles: 3

Goles totales

Total en su etapa profesional: 236 (222 con Boca)

Año del debut

1928

Club del debut

Gimnasia y Esgrima de La Plata

Año del retiro

1940

Club del retiro

Boca Juniors

 

Francisco Antonio "Pancho" Varallo (n. Los Hornos, 5 de febrero de 1910) es un ex futbolista argentino, que se desempeñaba en el puesto de delantero. Jugó el Mundial de 1930 y ganó el Campeonato Sudamericano (actual Copa América) de 1937 para la selección argentina. Se destacó en el club Gimnasia y Esgrima de La Plata y es uno de los mayores goleadores de la historia de Boca Juniors. Fue varias veces campeón en la Primera División Argentina entre 1929 y 1935.


Su afición por el fútbol
Nacido en Los Hornos, Partido de La Plata, en la provincia de Buenos Aires, desde pequeño demostró una clara atracción por el fútbol y una sutil habilidad con la pelota, seguramente influenciado por su padre y sus tíos que practicaban este deporte en un modesto club de barrio denominado 12 de Octubre; institución en la cual él también dio sus primeros pasos en la práctica del citado juego.


Sus inicios en el profesionalismo
Comenzó jugando en Gimnasia y Esgrima de La Plata, pasando luego a Boca Juniors, luego que los Directivos del Club de la ribera lo vieran destacarse en el Campeonato Mundial de Fútbol del año 1930 -en Uruguay- abonando por su pase la prima de $ 10.000.- de aquellos tiempos, mientras que el sueldo a cobrar sería de $ 800.- por mes; dichos montos representaban valores muy importantes para aquel entonces. Apodado Cañoncito, es el segundo máximo goleador de la historia del club xeneize en la era profesional detras de Martín Palermo, con 180 goles.[1] Asimismo, convirtió otras 14 anotaciones en copas no oficiales, como las copas Competencia, Beccar Varela y Adrián Escobar.
Es el único jugador argentino que sigue vivo de los que jugaron la Mundial de 1930 en Uruguay en el cual -con 20 años- formó parte del equipo argentino que cayó en la final ante el seleccionado local por 4-2.
Ganó, entre otras cosas, la llamada Copa América en su edición de 1937. Se retiró en 1940 debido a una lesión que no le permitió jugar más al fútbol.

 

 

VOLVER AL BAUL DE LOS RECUERDOS